contrato para la web

El Contrato para la Web: los 9 puntos de Tim Berners-Lee para salvar Internet

Tim Bernes-Lee, creador de la World Wide Web, lanzó el Contrato para la Web, con la firme intención de erradicar la manipulación política, las noticias falsas, violaciones de privacidad y otras fuerzas que amenazan con sumir al mundo en una «distopía digital».

Con este Contrato, Bernes-Lee hizo un llamado para que los gobiernos, empresas e individuos nos unamos y protejamos la red de las distintas «fuerzas malignas» y garantizar que la web sea un instrumento que beneficie y empodere a toda la humanidad.

De acuerdo con lo señalado en el sitio contractfortheweb.org, el plan fue creado por expertos y ciudadanos de todo el mundo que tienen por objetivo garantizar un mundo en línea seguro, accesible y genuino para todos.

Tal vez te interese leer Redes sociales para campañas de desinformación

«La Web se diseñó para unir a la gente y hacer que el conocimiento fuese accesible para todos y todas. Ha cambiado el mundo para bien y ha mejorado la vida de miles de millones de personas. Sin embargo, todavía hay muchas personas que no pueden acceder a sus ventajas y muchas otras para las que la Web supone un coste demasiado elevado».

contractfortheweb.org

En la elaboración de este Contrato trabajaron más de 80 organizaciones durante más de un año, y consta de nueve principios, tres para cada uno de los sectores involucrados: gobierno, empresarial y sociedad civil.

Tomando nota

Para los gobiernos

1. Garantizar que todos puedan conectarse a la web

Sin importar dónde se encuentren, ni su condición social, todos deben poder participar activamente en línea. Además, se deberán reducir costos en el acceso a Internet y la brecha digital, ampliar el acceso a la banda ancha, así como proporcionar a las personas mayores de 65 años las capacidades tecnológicas para el uso de las TIC´s.

2. Mantener el Internet disponible, todo el tiempo

No se le podrá negar el acceso a Internet a nadie. Para ello, se deben establecer marcos legales y regulatorios que minimicen las interrupciones del servicio, eliminando todo contenido malicioso o ilegal que perjudique la navegación.

3. Respeto y protección a los derechos fundamentales de privacidad en linea.

Es importante establecer marcos legales e instituciones vigilantes que garanticen la libre navegación de todos los usuarios, sin riesgos ni afectación a su privacidad.

Para las empresas

4. Hacer que el Internet sea accesible para todos

Es importante la integración de todos los grupos excluidos en el uso y desarrollo de la Web, lo cual se podrá lograr con políticas incluyentes y una constante mejora en los servicios.

5. Respetar y proteger la privacidad y los datos personales, con el fin de generar confianza en la red

Los organismo deberán ceder a las personas el total control sobre sus datos en Internet, brindando información clara y relevante en lo relativo a su privacidad.

6. Desarrollar tecnologías que promuevan lo mejor de la humanidad y contribuyan a mitigar lo peor

Las empresas deben enfocarse en construir un mejor servicio, convirtiendo a Internet en un verdadero bien común. Esto sólo podrá lograrse considerando un trabajo responsable y colaborativo por parte de toda la comunidad.

También puedes leer: Felices 100 años Isaac Asimov

Para los ciudadanos

7. Crear y colaborar en la Web

Ciertamente, todos los usuarios deberán participar de manera activa en la creación de contenido y sistemas en la Web, motivando las licencias abiertas, el trabajo colaborativo y el uso de los idiomas de los grupos minoritarios.

8. Construir comunidades sólidas que respeten el discurso civil y la dignidad humana

Se debe trabajar para construir por una Web más solidaria e inclusiva, a través del trabajo en conjunto, las buenas prácticas y la integración de los grupos relegados.

9. Luchar por la Web

Para que la Web siga siendo abierta y un recurso público global para las personas de todo el mundo, ahora y en el futuro.

Contrato para la Web
Contractfortheweb.org

Hasta ahora, entre los firmantes se incluyen los grandes gigantes tecnológicos: Google, Microsoft y Facebook. Esta última, señalada directamente por Berners-Lee para que no permita más la publicidad política dirigida en su plataforma.

Por otro lado, mientras muchos de los países se han mostrado entusiasmados, China, Rusia y EEUU han mostrado su inconformidad ante estos principios, negándose a firmar el acuerdo.

A pesar de esto, el optimismo se mantiene alto, y mediante su fundación, Bernes-Lee ha redactado las cláusulas detalladas del Contrato para la Web, dedicándose a buscar que más gobiernos y compañías se adhieran y se comprometan a cumplirlo.

También te puede interesar...

Scroll Up